¡Me encantará conocerle!

¿Quiere solicitar un coaching? ¿O tiene aún preguntas al respecto? ¡Con mucho gusto se las responderé! ¡Escríbame o llámeme!

Folgen Sie mir!

Calle de Moralzarzal 42, 28034 Madrid

+34 684165785

  • Schwarz Facebook Icon
  • Schwarz LinkedIn Icon

© 2019 Anja Schneider I Impressum I Datenschutz I AGBs

Como coach sistémica de negocios y economista le apoyo en idioma alemán en todas las fases de su vida laboral. Ya sea que esté comenzando o se encuentre ya inmerso en ella, se trata de su futuro, su satisfacción y su éxito.

¿Coaching?

Normalmente sabemos lo que hay que hacer, y a la hora de resolver problemas del día a día, enfrentarnos a desafíos y plantearnos preguntas, recurrimos a formas de proceder, experiencias y consejos que ya hemos comprobado que les funcionan a personas en las que confiamos. ¡Y normalmente funciona de maravilla! No obstante, hay algunas situaciones en las que no conseguimos avanzar con los planteamientos clásicos de solución, pensamiento y acción. Entramos en un bucle y no llegamos a ningún resultado.

 

¡Aquí es donde entra en escena el coaching!

¿Está listo? Me alegro mucho de que me haya encontrado. ¡Vamos a hablar!

¿En qué puedo apoyarle?

 

El colegio... ¿y luego?

¿Necesitas apoyo para encontrar tu camino?

Coaching de orientación para gente joven 

 

¿Hay que cambiar algo?

¿Necesita una nueva orientación laboral o un cambio?

Coaching en

el ámbito privado 

 

¿Necesidad de desarrollo en la empresa?

¿Necesita apoyo para continuar su desarrollo o para tomar decisiones?

Coaching en

el ámbito empresarial 

¿Está listo para empezar?

Entonces puedo apoyarle con mi coaching para:

  • aclarar su asunto y estructurarlo,

  • tomar conciencia de sus puntos fuertes, sus posibilidades y su potencial y
    aprovecharlos con su meta en mira,

  • tomar una decisión,

  • desarrollar soluciones individuales y duraderas,

  • ponerse en acción, empezar su cambio y

  • desarrollarse.

Casi todos llevamos ya en nuestro interior la mejor solución para nosotros. ¡Algunas veces solo se necesita algo de apoyo para poder reconocerla!